Páginas

Me gustas cuando callas porque estas como ausente.

jueves, 28 de marzo de 2013

La historia de la bestia.


Érase una vez, en un país lejano, un joven príncipe que vivía en un resplandeciente castillo. A pesar de tener todo lo que podía desear, el príncipe era egoísta, déspota, y consentido

Una noche de invierno llegó al castillo una anciana mendiga...

 y le ofreció una sencilla rosa a cambio de cobijarse del horrible frío.
 

 Repugnado por su desagradable aspecto, el príncipe despreció el regalo y expulsó de allí a la anciana. 

Ella le advirtió que no se dejara engañar por las apariencias, porque la belleza se encuentra en el interior.

Volvió a rechazarla, 


...la fealdad de la anciana desapareció, dando paso a una bellísima hechicera. El príncipe trató de disculparse, pero era demasiado tarde, pues ella ya había visto que en su corazón no había amor.


Como castigo, lo transformó en una horrible bestia y lanzó un poderoso hechizo sobre el castillo y sobre todos los que allí vivían. 
 
Avergonzado por su aspecto, el monstruo se encerró en el interior de su castillo, con un espejo mágico como única ventana al mundo exterior. 
La rosa que ella le había ofrecido era en realidad una rosa encantada que seguiría fresca hasta que él cumpliera veintiún años. Si era capaz de aprender a amar a una mujer y ganarse a cambio su amor antes de que cayera el último pétalo, entonces se desharía el hechizo. Si no, permanecería condenado a seguir siendo una bestia para siempre. Al pasar los años, comenzó a impacientarse y perdió toda esperanza. 

 Pues,
¿quién iba a ser capaz de amar a una bestia? 

8 comentarios:

Caami *,* dijo...

Oh. Es triste pero a la vez inspirador. Es cierto, la gente y sus estereotipos, siempre es lo mismo, desde millones de años que ocurre eso. Y me molesta muchísimo, porque cada día la cosa se pone peor.
Bonita historia (la forma en que narraste), me gustó demasiado. Ayayay, lo amé. TE JURO jeje. Besitos❤!

Pau :D dijo...

Yo AMO esta película ♥

S h a l o t t - dijo...

¡Me encanto esta entrada, te juro! Es hasta el día de hoy que miro esta película, y mira vos lo que son los mensajes que nos dejaba Disney, ahora hacen cosa sin sentido... Un beso :)

Soudy dijo...

Uff, me dió muchas vueltas la historia ^^
¡Muy buen escrito, Sharon! Espero que no te moleste que siempre diga lo mismo pero la verdad es que a pesar de que no escribes diariamente por estar en tus estudios, cuando vuelves con un escrito, cada uno es único :)

En fin, pero qué testaduro fue el príncipe, nunca había conocido un final donde el protagonista no aprenda algo para la vida. ¡Muy original de tu parte!

¡Un gran beso, gracias por no olvidarte de mí, te deso lo mejor en tus estudios, medicina es bellísima, sácale todo el provecho!

Lucinda dijo...

¡La Bella y la Bestiaaaa! :') Justo ayer tenía unas ganas tremendas de verla, pero como no la tengo en DVD y solamente en VHS, terminé por ver la Cenicienta, pero ese fue un amor muy fácil..Pero el amor de Bella y Bestia es de los más auténticos y reales en las películas de Disney :')

Lucinda dijo...

Por cierto, el texto de "El fin de mis días" me encantó, me encantó, me encantó.

nats *-* dijo...

LOAME♥ Y tienes razón uno no debe de fijarse en las apariencias :3

Ceci García Moyano dijo...

Qué buena entradaaaa :)
Eso es lo que te puede suceder cuando te dejas llevar por las apariencias!
A la larga o a la corta, la belleza superficial se desvanece. La del alma, nunca.

Un abrazo